¿Por qué es importante la ley de acceso a la información en Argentina?

El sitio fue diseñado con el objetivo de dar a conocer mayor información acerca de un derecho fundamental de todos los ciudadanos: La ley de acceso a la información pública. Hoy es una deuda pendiente de nuestro Estado Argentino.
Durante el recorrido del sitio #AccesoAlaInfo vas a encontrar información y aclarar dudas sobre ¿Qué es una ley de acceso a la información?, ¿Por qué es tan importante como derecho?, así como conocer el estado parlamentario de los proyectos de ley en Argentina, los avances de los proyectos, el contexto internacional con los países que en América Latina gozan de una ley de estas caracteristicas.
La ley de acceso a la información pública es una herramienta que permite ejercer otros derechos, fortalecer la participación ciudadana, la rendición de cuentas en los tres poderes del Estado para generar mayor transparencia y menor incidencia de corrupción. Y como alcance, entre la relación entre Estado y sociedad civil, la ciudadanía podría ejercer un verdadero control de los actos de gobierno renovando la confianza que se tiene en ellas.
La ley de acceso a la información alcanza a todos los organismos públicos (incluyendo todos los niveles de gobierno, y los organismos que son independientes del poder ejecutivo, poder legislativo y poder judicial) y las entidades que realizan funciones públicas u operan con fondos públicos.
El objeto de la ley de acceso a la información es la transparencia de la función administrativa de todo organismo público, sea o no estatal, y garantizar el derecho fundamental de las personas al acceso a la información pública.
El alcance: Se considera información pública toda la que emane o esté en posesión de cualquier organismo público, sea o no estatal, salvo las excepciones o secretos establecidos por ley, así como las informaciones reservadas o confidenciales.
El derecho a acceder a la información: Es un derecho fundamental de todas las personas, sin discriminación por razón de nacionalidad o carácter del solicitante, y que se ejerce sin necesidad de justificar las razones por las que se solicita la información.
Un organismo garante de aplicación: Que la ley prevea que una institución especializada e independiente tutele el derecho de acceso a la información, es uno de los principios fundamentales para garantizar este derecho, para que asegure la efectiva aplicación, supervisión y promoción como buena ley de acceso a la información. Un órgano que se ajuste a las características previstas por la ley modelo de la OEA: una Comisión de la Información con personalidad jurídica propia, con autonomía operativa y que cuente con un presupuesto aprobado por el Poder Legislativo.
Escribinos
#AccesoALaInfo | En Argentina
16669
page-template-default,page,page-id-16669,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.1,vc_responsive
 

En Argentina

El 29 de septiembre de 2016, al promulgarse la Ley N° 27275 que regula el derecho al acceso a la información pública, la República Argentina deja de ser uno de los cuatro países en América Latina que no ha promulgado una ley de acceso a la información, lista que integró hasta el lanzamiento de este documento normativo. A esto hay que sumarle que la Constitución Nacional de Argentina garantiza el principio de publicidad de los actos de Gobierno y el derecho de acceso a la información pública a través de los artículos 33, 41, 42 y 75 inciso 22, por el cual se incorporan con jerarquía constitucional diversos Tratados Internacionales. El derecho de buscar y recibir información ha sido consagrado expresamente por la Declaración Universal de los Derechos Humanos (artículo 19), por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículo 19.2) y por la Convención Americana sobre Derechos Humanos (artículo 13.1.), incluidos en la mencionada disposición constitucional.
Que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmó en su resolución 59 (I) que “la libertad de información es un derecho humano fundamental”, Que tanto la Convención de la Naciones Unidas contra la Corrupción (artículos 10 y 13) como la Convención Interamericana contra la Corrupción (párrafo 5 de su Preámbulo, y artículos III.11 y XIV.2) promueven la transparencia, el acceso a la información pública y la participación de la sociedad civil en la lucha contra la corrupción.
Argentina mediante organizaciones de la sociedad civil y parlamentarios luchó por una ley de acceso a la información durante 10 años con la promoción, presentación de proyectos de ley en el parlamento pero que no habían llegado al quórum político para que aprueben la variedad de proyectos para lograr un ley fundamental para la democracia, fortalecimiento de las instituciones y la ciudadanía, participación ciudadana, transparencia de los gobiernos y lucha contra la corrupción. Finalmente, esta lucha tuvo frutos y se logró que se sancionará una ley acorde a la la ley modelo de acceso a la información propuesta por la Organización de los Estados Americanos (OEA).
El 2016 nos encuentró con el cambio de gobierno nacional con intenciones prácticas de gestión y mediante sus acciones para avanzar en el acceso a la información y gobierno abierto nacional. El 13 de enero 2016, el gobierno nacional firmó un decreto 117/2016: “Plan de Apertura de Datos” para que el Poder Ejecutivo (No el poder Legislativo y Poder Judicial) libere la información a la ciudadanía desde sus sitios webs. Aunque este es solo un decreto y no una ley, brindo un antecedente y fue una demostración de la existencia de un clima propicio para la sanción definitiva de la ley de acceso a la información, la cual se aprobó con un fuerte consenso en el Congreso de la Nación Argentina .
El 2016 es un año importante para luchar por el efectivo cumplimiento de la ley de acceso a la información y desde la Fundación Conocimiento Abierto junto y en alianza con organizaciones de la sociedad civil realizamos numerosas acciones para lograr esta ley de acceso a la información que fue aprobada por el Parlamento de Argentina y ahora enfrentamos el desafío de que se esta se implemente de manera que garantice el principio de máxima divulgación de la información pública, garantice el acceso universal a esa de acuerdo a lo planteado por la nueva ley.